Shou Sugi Ban o Yakisugi, es la técnica artesanal japonesa que mediante la incineración de las capas superficiales de la madera de cedro se consigue un producto para el recubrimiento exterior de viviendas. Esta carbonización superficial crea una película que protege la madera del agua, retrasa el efecto del fuego e impide que los insectos se alimenten o aniden en ella.

El modo tradicional para proceder con el Shou Sugi Ban es construyendo una chimenea con la madera ya transformada en listones y atados entres si con alambres, de modo que sea fácil desmontarla . El fuego ha de quedar dentro de esta chimenea para conseguir una carbonización lo mas homogénea posible.

Cuando se determina que el carbonizado es suficiente, se corta en seco el proceso sumergiendo los listones en agua, asegurándose que el fuego quedará completamete apagado. Una vez la madera esta seca ya puede utilizarse como recubrimiento. Experimentando con esta técnica artesanal japonesa aplicada a la madera de pino, observé que el alto contenido en resina potenciaba el fuego y hacía que el carbonizado penetrase con mas fuerza y de forma desigual.

Tras retirar el carbón descubrí como el fuego había consumido los diferentes estratos de la madera, conformando un paisaje de montañas y valles con zonas que conservaban el tono negruzco del carbón, frente a un tono generalizado de madera nueva.

proyecto desarrollado en Proyecto Algo gracias la beca Utopia126  y con la colaboración de Manuel Riesgo

dirección de arte y fotografía por Armand Carrillo y Pol Alert